martes, 8 de junio de 2010

Regreso Escarlata


Al hombre de las tildes, gracias por las divagaciones e información al respecto

Conocí a Anita en el Hospital Departamental Psiquiátrico San Isidro, ella en calidad de paciente y yo de visitante. Ella, una paciente lo más de querida, proveniente de un alejado pueblo, de estatura media, de rasgos mestizos, cabellera lisa y brillante y una enigmática sonrisa.

Anita presentaba un diagnostico consecuente con su sonrisa: Trastorno Afectivo bipolar Tipo I acompañado de Retraso Mental leve a moderado. El Trastorno Afectivo bipolar afecta sus estados de ánimo y hace que estos varíen entre la manía (afecto expansivo, pérdida de límites sociales y agresión a los demás) y la depresión (afecto inhibido, aislamiento, autoagresión). Por su parte, con el Retraso mental, Anita no tiene capacidad de abstracción, su pensamiento concreto genera que no le pare nada en la boca. Se pasa de sincera (sin proyección a largo plazo).

A los ojos de los psiquiatras y enfermeros, Anita es una latente Bomba atómica de plutonio y uranio; y a los ojos de los visitantes, Anita es una fiesta ambulante, un coctel delirante de diversión.

Los afectos, Anita los expresa sin reparos de ningún tipo. Y como no hay planeación, y nada que perder, es hilaridad y alboroto en su máxima expresión... hasta que se enfrenta con un límite social o físico. Es capaz de tumbar puertas, desbaratar una sala ó hacer polvo un cuarto; se vuelve altamente agresiva con quienes la rodean y como todo loco en términos de fuerza, Hulk es un escuálido esmirriado a su lado.

Manosear, codiciar, pretender, lisonjear y piropear a cuanto mancebo atractivo pasa por su lado, es el elemento más divertido del actuar de Anita, pues no se salvan ni médicos, psiquiatras, enfermeros, pacientes y menos los visitantes.

Esta paciente de larga data, al igual que los otros pacientes cumple una regla implícita, para diferenciarse fácilmente, los pacientes llevan chanclas (sandalias). Pero esa tarde Anita encontró algo fascinante: un arreglo en foamy negro (una especie de acetato de vinilo moldeable para hacer manualidades) que con algo de inventiva quedaba como unos bellos zapatos negros. Y ese fue su pasaporte de salida, así sin más, Anita en extramuros, estaba disfrutando de una calurosa mañana mientras la brisa caleña hacía ondear sus cabelleras, se había fugado.

En el camino, Anita se topó con un hombre mayor que le pregunto a esta sonriente chica, para donde se dirigía y ella le contesto: “Para donde me lleve” y le agregó el encanto de su enigmática sonrisa. El hombre aprovechó y después de comprarle una blusa satinada roja y unos enormes zarcillos dorados en el centro de la ciudad, Anita se encontraba acostada en una cama sucia de un motel de 1 estrella, siendo penetrada mientras ella alentaba al hombre con unas confesiones sobre sus sensaciones que eran sumamente honestas.

Mientras tanto en el Hospital, todos buscaban a Anita, médicos, enfermeros, porteros, visitantes y hasta pacientes. La buscaron en lugares inusuales y donde solo un arácnido podría esconderse, pero sin éxito alguno.

Después de una maratónica y revitalizante tarde de sexo, el hombre le pregunta a Anita, a donde quiere que la lleve de regreso, y ella le contesta con su amplia y trémula sonrisa: “Al Hospital Psiquiátrico”.

Así pues, Anita ingresaba radiante de nuevo al Hospital, con blusa escarlata y dorados pendientes, justo al terminar la jornada de visitas. La sorpresa fue mayúscula cuando todo el equipo médico la vio ingresar, al unisonó le preguntaron donde se encontraba y ella atino en responder con su demoledora honestidad:

“Pasando bueno… me hicieron lo más de rico”.

Lo que sucedió luego con Anita era lo justo y necesario desde la visual medica, fue presa de “la camisa de fuerza farmacológica” que secuestró su espíritu jovial potenciado desde su afecto expansivo, volviéndolo plano. Anita se desvanecía en medio de su tratamiento, y pasó a ser Ana, la paciente Bipolar Tipo I, maniacodepresiva y con retraso mental.

Acaso los terapeutas no sentirían al menos un poco de culpa por eliminar esa personalidad? ¿ A veces no hemos hecho lo mismo con nosotros?

51 comentarios:

Winnie0 dijo...

Tremendo relato!!!! Me has dejado muda...besos

marichuy dijo...

"¿A veces no hemos hecho lo mismo con nosotros?"

Querido

La cosa es simple, está claro que a los médicos y demás personal responsable del Hospital Psiquiátrico... hace rato que nadie les hace "de lo más rico". Pobre Anita, mira que ponerla en una camisa de fuerza, nomás por su gusto al disfrute (real o imaginario, da igual).

Un besito desde el locutorio, pero sin camisa de fuerza

un angel de ojos claros... dijo...

Ok...pues 1. Que le sucede a los hospitales? y 2. No es justo que castiguen a Anita solo por una tarde de sabrosura -jajajaja- No quien quita que hasta le aya sentando de perlas la despolvoriada ... Tocara estar al tanto de la sujeta en cuestion...Buena vibra!!!

un angel de ojos claros... dijo...

Ok...pues 1. Que le sucede a los hospitales? y 2. No es justo que castiguen a Anita solo por una tarde de sabrosura -jajajaja- No quien quita que hasta le aya sentando de perlas la despolvoriada ... Tocara estar al tanto de la sujeta en cuestion...Buena vibra!!!

Paula C. dijo...

Harrito:
Me encanta como escribes, sabes que estoy muy orgullosa de ti, pues has logrado regresar a tu blog, que es una gran pasión en tu vida, eso lo sentí cuando me hablaste del mismo. Te quiero primito. Respecto de la entrada publicada, pienso que la medicina y ningún otro profesional instruido bajo el método científico puede dar espacio a los sentimientos relacionados a un paciente, por tanto “Anita” merecía ser medicada pudo llegar a matar a alguien.
Pero tu reflexión final (acertadísima por cierto) y si tiene cabida cuando nos dejamos nublar nuestra vista a un mundo más hilarante. Reitero que estoy muy orgullosa de ti.

Pau

Frank Mayard!. dijo...

Potter: Por qué eres tan… fabuloso?.
Sabes que me encantan tus letras y … bueno tu blog en general. Me gusta que hayas regresado al igual que ana y traigas tu espíritu alborotado a estas arenas virtuales de nuevo.

Anónimo dijo...

¿Por qué no reconoces que estabas hospitalizado por manía ególatra de moderado a crónico?

Damian dijo...

Anita la paso bien, creo q fue lo suficiente. Los terapeutas a veces solo hacen lo q crean mejor por sus pacientes.

Stanley Kowalski dijo...

La historia es demoledora, conmueve hasta lo más profundo. Ya de por sí las enfermedades mentales son tremendas, pues son escasas las que se pueden curar.
El relato es muy intenso y crudo, pero no deja de lucirse esa prosa tan rica y maravillosa que tenés.

BESOTES DARLING!

Gustavo Puntila dijo...

Ya ve, ya ve, a locos toca seguirles la cuerda y mire... que la blusa escarlata, que la niña linda, que no se qué, que si se qué... Buena la moraleja, muy buena, y comparto lo que decís: eso lo hemos hecho muchas veces con nosotros mismos, gracias a la fanfarronada social (que es una gran camisa de fuerza farmacológica) nos restringimos pendejamente amarchitando aquella flor de goce de la locura. Creo que los manicomios u hospitales psiquiátricos existen para ocultar y resguardar esas realidades sociales que finalmente todos queremos experimentar pero muy pocos tolerar. Y las curas aplicadas, si sigo con estas divagaciones, son paliativos casi sexuales de otros locos peores: los psiquiatras.

Muy buen relato, pero lo mejor, la moraleja. Buenas historia resultante de conversación con el Sr. De las tildes.

la MaLquEridA dijo...

Pobre Anita.

A mi los terapeutas y los sicólogos me dan miedo, pienso que luego están más locos que uno.


Besos Potter.

Paula dijo...

Un relato tremendo mi adorado Potter, muy fuerte pero a la vez coincido con Stan en que tu prosa es maravillosa.
He colaborado voluntariamente con pacientes que tienen trastornos mentales, más que nada con ex combatientes de Malvinas, y sus relatos acompañados con sus pesadillas me hacen pensar en lo que decís con respecto a eliminar su personalidad.
Por suerte conozco a un psiquiatra que es todo amor con sus pacientes, que no recurre a la "falopa" porque sí como hacen muchos de sus colegas, pero es muy difícil - supongo - manejar a pacientes como en el caso de Anita, que escapándose podría haber puesto su vida en peligro.

Me alegra por ella que al menos pudo darse un gustazo antes de convertirse en simplemente Ana.

Me encantó tu post!!!
Te dejo un tendal de besotes mi querido amigo!!!

Thiago dijo...

Por dios, que vida tan triste...! Para un día que lo pasó bien la pobre, aún haciendo la reserva mental de que es muy triste que el tío ese se haya aprovechado de ella.... Pero su vida es patética, que gran tristeza y más haber conocido esos placeres y no volver a catarlos. claro que había que saber como era el señor, igual un guarro feo y asqueroso pero al menos ella lo pasó bien.


ay, cari, estas vidas no se explican, eh?. Bezos.

tnf25 dijo...

Me confieso culpable de suprimir con mayor o menor éxito algunas personalidades, y todo el trabajo lo he hecho extramuros y sentado al café, pero anda que no lo hago mas, quien soy yo para alterar el orden tan desordenado y bellamente equilibrado de mi fauna…un abrazo mi querido Pottter

Patty dijo...

Excelente historia...!
Me pegue desde que empecé a leer

Saludos :)

Joey dijo...

En un mundo tan lleno de reglas todo aquello que no este por la linea de lo normal es convertido en desorden la mayoria de tipo mental. Pero claro en un mundo que a todos nos pwarece funcionar tan bien, lo diferente debe ser eliminado.

Estos post son muestra de una tendencia a mirar mas alla de nuestras propias narices, cuanta sabiduria puede hallarse en la locura?

Monchis dijo...

Todos tenemos un poco de locos, desafortunadamente la "moral y las buenas" constumbres se encargan con el tiempo de apagar esa llama y con ella parte de la diversión.

Saludos,

saqysay dijo...

Sentí un poco de pena, pobre Anita!!.
Estos médicos no tienen ni un poquito de piedad, si ella sólo quería un momento rico.

Muchas de estas enfermedades(bueno también otras)No poseen un alivio completo.

Un abrazo mi querido Potter.

El Joker dijo...

A veces pienso que la locura, al ser eterna compañera del amor seria justificacion mas que valida para que paralelo a los hospitales psiquiatricos se establecieran hospitales para enamorados.

Anónimo dijo...

Wow, Wow, Wow
Regresó potter... y de la mano de anita nos deja seducidos nuevamente. ya entiendo tu estratégia: nos abandonas un mes y regresas con un golpe literário brutal.

atte.
Lectora fiel, dispersa y anónima

Memo pero no Orozco! dijo...

Cada loco con su tema!!

Saludos!!!

LORD TEKSUYA dijo...

Cualquiera que halla seguido un tratamiento con psicofarmacos (por la razon que sea, ultimamente hasta para la diarrea o la gastritis los recetan) sabe que hace estragos con la personalidad y con la forma de sentir o percibir las cosas, al final uno termina preguntandoce y realmente no es la misma persona u es otro loco el que habita ese cuerpo que se comporta de manera extraña y de manos temblorosas y de manera irremediable terminamos extrañondo nustro estado anterior de locura o genialidad que para fines practicos vienen siendo la misma mierda!

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Todos los días... y cada q pasa, nos lo hacemos mas y mas, por lo menos Anita tiene la dicha de saberse víctima de la idea de normalidad del resto, de saber q son otros los q coartan su vivacidad, en cambio habemos otros q nos coartamos solos, quienes nos auto-censuramos, quienes nos auto-atamos a las camisas de fuerza....

Y anita nbo sabe la suerte q se gasta al poder ser ella cada vez q puede hacerlo, mientras nosotros terminamos siendo quien el resto quiere y en definitiva nunca estamos contentos con quienes somos

Aki dijo...

querido potter:

lo pero es que si, no solo eliminamos esa personalidad de los demas sino que el "que diran" nos hace eliminar nuestra verdadera pesonalidad disfrasandola con otra.

besos

Oz Vega dijo...

lastima...
me busque, con mucho cuidado, en la cabecera de tu blog donde hay tantos buenos amigos...y no estoy

Thiago dijo...

Potter,cari tengo abierto un CONCURSO INTERNACIONAL DE ENCABEZADOS (PA MI BLOG, CLARO) jaja igual te gustaría participar, tu que eres tan creativo, cari, jaaj


Bezos.

Sandum dijo...

Interesante y muy bueno el relato... Y la reflexión final es como lo que le da el toque... Saludos!

Ondina dijo...

Potter

Vengo de mar, tarde pero a tiempo.

Me fascinan los locos, hasta los manicomios, detesto los psiquiatras que no a los psicologos.

¿Quién no tiene algo de loco? ¿Quién no le gusta tener una doble faceta en su vida, llamese bipolaridad o como se quiera denominar?

Ser libre y vivir sin las normas preestablecidas, y pasarselo asi de bien una tarde de cualquier dia , de cualquier año en cualquier lugar.

Volver al manicomio es volver a la cruda realidad de la vida misma.

He visto en tu tremendo relato una metafora de la vida donde no nos permiten ser como somos, donde el que no es "normal" tiene que medicarse para matar ese alma libre que habita en el interior.

Disculpa mi demora en visitar tu blog, es excelente y si tienes a bien me quedo intentado escuchar el ruido de las teclas de esa magnifica maquina de escribir que hoy es metaforicamente un teclado.

Un abrazo calido desde mi mar.

Ondina.

Ana dijo...

hola Potter!
sabes que vale la pena vivir esos momentos de locura si me van a dar algo o motivar para seguir adelante en este mundo lleno de realidades....
un enorme abrazo
=)

Thiago dijo...

Cari, al final no participaste en mi concurso para "encabezado" (de mi blog, claro, jaaj) tu que eres tan creativo....

bueno, un bezo, cari.

Pumara dijo...

oye pero pobre mujer, hasta pena me a dado, que fea enfermedad, me ha recordado esa señora de la El hijo de la novia, no se xq me recuerdo a ese film

MR. MC.DONALD dijo...

HOLA Q TAL??? ME GUSTA EL CONCEPTO DE TU BLOG. ES MUY DIFERENTE A LO QUE SIEMPRE SE HAYA... LO SEGUIRÉ!!! ESPERO QUE VISITES EL MIO Y ME DES TUS IMPRESIONES TAMBIÉN...ESTAMOS EN CONTACTO

Eurice dijo...

Vengo del blog de Stanley para felictarte por la cabecera dorada maravillosa que le has diseñado y me encuentro con este relato tan real(la psiquiatria es mi pasión)... por desgracia los que se salen de las normas establecidas son encerrados entre la farmacopea y la perdida de libertad, creen que todo lo solucionan los antisicóticos o el litio... con lo facíl que es aprender a contener la violencia y dejar que su parte de espiritu libre permanezca, despues estan las etiquetas (diagnosticos) que te cuelgan y permanecen agarrados a ti como si fueran tus apellidos, dejas de ser Anita para ser la paciente del trastorno bipolar o X el esquizofrenico de la habitación 21, sembrando el temor y la duda de por vida entre los que te rodean, porque los farmacos solucionan temporalmente los sintomas a costa de dejarte a solas con tus pensamientos abotargados,temerosa de que si hablas lo que piensas ellos te suban la dosis...
Un relato esplendido Potter, me alegra conocer a Stan porque gracias a él he arribado a este lugar.
Un saludo desde España.

MR. MC.DONALD dijo...

HOLA COMO ANDAS??? DE VERDAD ME GUSTO ESTE POST, ES BIEN INTERESANTE Y DIFERENTE TU PROPUESTA!!! ESPERO Q TE PUEDAS PASAR POR EL MÍO Y ME DEJES TUS IMPRESIONES! ESPERO TE GUSTE, SALUDOS, ESTAMOS EN CONTACTO!!! te seguiréee

MR. MC.DONALD dijo...

HOLA COMO ANDAS??? DE VERDAD ME GUSTO ESTE POST, ES BIEN INTERESANTE Y DIFERENTE TU PROPUESTA!!! ESPERO Q TE PUEDAS PASAR POR EL MÍO Y ME DEJES TUS IMPRESIONES! ESPERO TE GUSTE, SALUDOS, ESTAMOS EN CONTACTO!!! te seguiréee

Thiago dijo...

Cari, en qué andas....?

Bezos

Dellioth dijo...

Nosotros mismos en algun momento hemos eliminado nuestra propia personalidad... dejamos atras nuestra esencia, eso que nos hace ser Anita para convertirnos en Ana... las situaciones nos colocan en el limite, y esta en nosotros volvernos libres o prisioneros dentro nuestro propio trastorno afectivo bipolar...

Anónimo dijo...

Eres un hdp, envidioso y egocentrico.

solo pasaba a recordartelo.

x)

El hada dijo...

Potter!.. Estas de vueltaa!.. =)
Ya te extrañaba!..

El relato, increible y conmovedor!.. Pienso que mas alla de criticar a los medicos, psiquiatras o enfermeros por su actuacion en tu relato, yo me centraria mas en la ultima reflexion..
"¿A veces no hemos hecho lo mismo con nosotros?"
Creo destruimos a veces parte de nuestra personalidad por sentirla incorrecta y hacemos lo mismo a otras persona sin darnos cuenta. Es injusto pero es la realidad!.

la MaLquEridA dijo...

Knock!
knock!
knock!

¿Hay alguien aquí?.

Thiago dijo...

jaj cari, bueno, es igual, me gusta saber que de vvez en cuando visitas mi blog, aunque estés tan ocupado, cari...

bezos y gracias.

Thiago dijo...

Ayer nos estabamos comentando al mismo tiempo, cari, jaja

Bezos

El Robot Humano dijo...

terapeitas subjetivos, entregando ''personalidades'' envasadas y si algo sale mal, que mas da? es su trabajo!

ojala anita suviese alas, un abrazo! :)

Stanley Kowalski dijo...

No sé por donde andarás, mi adorado amigo. Pero hoy mi blog cumple dos meses,y superó cualquier expectativa.
Mil gracias por todo lo que me ayudaste y trabajaste para que mi blog luciera como está.
Sos un ser entrañable, y una gran persona.-

Mil gracias nuevamente y ya sabés cuánto te quiero.

MUCHOS BESOTES QUERIDO AMIGO!

Dark Angel dijo...

8 de Junio???
tambien tu estas lejos de tu sitio...
veo que es un mal... se nos paso la fiebre :s
besitos desde mi lejana galaxia... aun viva

Stanley Kowalski dijo...

Volvé mi querido amigo!!!!!!!!!!

Mil gracias por el hermoso comentario que me dejaste.

BESOTES MUÑECO!

Thiago dijo...

Potter, qué haces? a qué te dedicas, a parte de diseñarle cosas a Staneley? jajaja

Bezos

Oz Vega dijo...

Supe que me cambiaste por caricaturas mejores... solo me qued una pregunta...
...

regresarás?

:(

saqysay dijo...

Cariños por siempre, se le extraña!!

AlexCerati dijo...

Regresas??

Anónimo dijo...

Je suis impressionné du enesteblogdepotter.blogspot.ru, j'ai besoin de le dire. Vraiment pas souvent que je rencontre un blog qui chaque éducative et divertissante, et laissez-moi vous informer, vous avez été touché le clou sur la tête. Votre concept est remarquable, la difficulté est une chose que peu de gens sont suffisamment parler intelligemment. Je suis très heureuse que je suis tombé tout cela dans mon chercher quelque chose à ce sujet.