jueves, 19 de febrero de 2009

EXORCISANDO LA VERDAD: LAS FOTOS PORNO



En algún momento pensé, que sin más, llegaría este instante, en el que diría exactamente que fue lo que sucedió con el Tema de las Fotos porno del Sr. Potter, el suscrito, y Mr. JK, el principito. Y Que mejor momento que amparado en el efecto sosegado que deja el pasado San Valentín Day, para rendir excusas a quien las merece, expulsar diatribas e injurias a quien le corresponda, agradecer a quien se le debe, pero sobre todo, decir la verdad tal cual. (lectores, me excuso por lo extenso de la narrativa, pero era necesario).

Toda esta novela, y digo novela porque ni Delia Fiallo, ni Fernando Gaitán, ni Silvia Pinal, juntos podrían haber imaginado un trama lleno de Pasiones torrenciales, dolores amargos, esperanzas enternecedoras, amores furtivos, odios ciclónicos, jovialidades infantiles, tristezas profusas, agudas realidades, sorpresas bíblicas, melancolías míticas, pero sobretodo un final lleno de una Venganza con un ensañamiento vikingo.

Todo comienza cuando el suscrito, arrastraba un romance virtual, de esos romances que se alimentan poco a poco por msn, de a poco, en eventuales conversaciones de todo y nada a la vez. Esto llevaba, un tiempo prudencial, desde aquel momento en el cual por medio del portal de Gaydar, nuestros perfiles se embelesaron y se sedujeron con las escuetas imágenes, y unos extensos y descriptivos avatares en “acerca de mi”. Así pues, fue como Mr. JK y el Suscrito iniciaron ese filtreo electrónico, con lo impersonal de las letras escritas en tiempo real en los servicios de mensajería instantánea del msn. Para cuando nos escribíamos unos interminables e-mails como en un confesionario, el suscrito ya sostenía una relación afectiva estable con cerca de 8 meses de amor tangible con Mr.JP, esta relación se había basado en unas cordiales condiciones y basada en el respeto, y la verdad hay que decirla, Mr JP era un sol, no había queja alguna, pues en realidad todo marchaba muy bien. Pero yo tenía mi secreto cibernauta, el cual era un mito, una fantasía que se volvía real cuando su icono del msn decía –conectado-.

Hasta que un día, el suscrito fue seleccionado para dictar una conferencia sobre Búfalos en el marco del Simposio Internacional de Búfalos de las Américas y Europa, a celebrarse en la ciudad de Medellín a mediados de septiembre, si, en la ciudad de la Eterna primavera y espacio natal de mi secreto amante. El suscrito llego a Medellín, ansioso por la disertación pública y el encuentro con Mr. JK. Mientras Mr. JP auguraba sus mejores deseos en tal congreso de bufalistas, quien diría que mi juego de palabras en el inicio de mi despliegue conceptual sobre el uso de los búfalos como fuerza de trabajo, si, ese juego de palabras, seria en realidad mi futuro próximo. Pues dijé: “El futuro de la Ganadería es Negro” (haciendo referencia a que ese color como el ébano característico de los Búfalos, no tendría el mismo designio del refrán), pero el mío si lo fue, en los siguientes meses desde ese pronunciamiento en el Hotel Intercontinental.




El evento fue impecable, pero el encuentro con Mr. JK se había postergado, pues una premiación sorpresa del evento, catalogó al suscrito como el Mejor Investigador Joven, lo cual nos retraso un día más. Libre de todo compromiso, nos citamos en la Estación Niquia, estando yo, en el Hotel Nutibara (un fabuloso hotel, tradicional y ubicado justo en el corazón de la capital paisa) recorrí las 9 estaciones que nos separaban, esa noche era mágica, Medellín ostentaba un cielo limpio y azul oscuro, estrellado y con una redondísima luna amarilla. Ya en la estación, vi llegar a un hombre pequeño, delgado, con una sonrisa metálica bellísima, y vestido con una camisa de color lila con las mangas recogidas ¾ y el primer y segundo botón desabrochados dejando ver un tapizado de vellos suaves desde ese huequillo que se hace entre las dos clavículas y quien sabe hasta donde; era atrayente, demasiado atrayente, masculino, serio, ese hombrecito de mirada caída y una constante sonrisa amigable, esa sonrisa que actuara en mí como un imán, como una centrípeta, como un hoyo negro, es decir, como el anillo anal de un rapazuelo imberbe que aún sueña con el amor eterno…
Ahí estábamos, apretando nuestras manos por primera vez, dos hombres desconocidos físicamente, pero que sabíamos tanto el uno del otro por nuestras confesiones constantes. Sabia que su Papá vive en una ciudad del Caribe, que tiene dos perras llamadas Mechas y luna y son madre e hija y altamente prolíficas, que sus mujeres lo adoran y que a esta altura su hermanita ya debe ser toda una Medico, que ayudo en el parto de su tía y le dio “cosita” ver esa elongación vaginal, que no era cualquier brutico porque fue el mejor icfes y el mejor graduando de la U, que era alguien tranquilo, muy paciente, alegre, algo callado, muy buen amigo, buen novio, serio, responsable con sus cosas, que a veces era un poco malgeniado. Y el por su parte sabia lo propio del suscrito.

Tomamos solo un par de cervezas en un barcito al lado de la Estación, ahí sentados pude sentir que estaba al frente de un huracán tropical de sonrisas, a un arrebatador ciclón de gracia personal. Y medio callado, medio abrumado solo lograba admirar ese movimiento incesante de sus ojos al hablar, con ese desparpajo con el que los paisas hablan, con ese acento tan palatable, con ese arrastre de las “s”, ahí estaba un Caleño demostrando que esa rivalidad entre Cali y Medellín, era supuesta, no existía, o fue solo entre carteles de la muerte y el dolor.

Llego el momento mas delicioso de toda esta distancia, este silencio, cuando por primera vez sentí la piel de sus manos tocando las mías, por debajo de la mesa, acariciándolas, fue maravilloso, fue único. Un calor trepidante recorrió toda mi espalda, mi humanidad entera se sonrojo y mi verga se paró.
Luego vino la lluvia, para aderezar este momento único, yo seguía viendo a este sabroso paisa mas apetecible cada minuto, seguía disfrutando que me dijera “papasito” y yo diciéndole “Principito”, así fue como sobrevino el cierre de la primera noche juntos, besándonos con ímpetu, con pasión y desenfreno mientras la lluvia del Valle de aburra se deslizaba por nuestros rostros, haciéndonos probar el sudor, el sabor y la fuerza de dos hombres que se querían comer en medio de la calle, enfrente de todos, sin importar las miradas, el que dirán, y las consecuencias de tener a un Caleño besando con toda su fuerza a ese Paisa inquietante bajo ese cielo azul oscuro. Algunos aventajados en el tema de los besos aseguran que los besos míticos gay del Cine han sido entre Sarah Michelle Gellar y Selma Blair en “Crueles Intenciones”, y en “Brokeback Mountain”por Heath Ledger y Jake Gyllenhaal; pues la verdad no fueron siquiera la mitad de únicos como aquel legendario beso bajo la lluvia entre un Caleño y un Paisa. Esa noche nos separamos, y yo mojado hasta el ultimo de mis ciento ochenta y tres centímetros, regrese al hotel, con el alma en la boca, la verga palpitante y lubricada, y un sentimiento en el pecho, que aun no puedo definir como dolor o emoción, pero era parecido, a lo que se debe sentir cuando a alguien le aprietan el corazón para arrugarlo como una uva pasa.

En la mañana, estaba todo listo para vernos, el sentimiento de culpa desvanecido y justificado porque esa misma noche anterior, justo en esa noche mágica, en esa noche la cual el destino planeo de manera maquinada y estrictamente calculada, Mr. JP me confeso por medio de un mensaje de Voz en mi celular, el cual estaba adecuadamente apagado, me dijo en medio de una constante borrachera agravada por el consumo de alguna sustancia espirituosa: “…Acabo de tirar con otro tipo, y no me siento nada culpable, porque eres un Cabron que se cree mejor que todos..”. Al parecer sus buenos augurios no eran tan honestos, y más bien denotaban un dejo de insatisfacción profesional en una desigualdad sobredimensionada por nuestros performances individuales. Mis oídos no pudieron tener una mejor noticia, se estaba legitimando todos mis actos, bajo la premisa de que … (bla, bla, bla) ahhhh la verdad era que si Mr. JP era un sol, Mr. JK era el universo donde habían muchas galaxias y en una esquina ínfima existía un sol a medio brillar, ese era Mr. JP. La cosa, la química, la esencia, de Mr. JK era un algo que no podía contener, era demasiado irreal.

La tarde llego, y con ella Mr. JK y los besos no se hicieron esperar, las caricias estaban a la orden del día, esa tarde era esperada desde hacia mucho tiempo, ahí estaba con una camisa rosada, su sonrisa descrestantemente metálica y sus vellos corporales tentadores. Le dije: Tenia ganas de verte y tenerte junto a mi- y comencé a despojar sus ropas, acariciándole su pecho velludo, acercándome demasiado, para que ambos sintiéramos la respiración nerviosa del otro, deseábamos como nada besarnos, empiezo a acariciar su cara con una barba de 2 días, suave, con algunos pelos rojizos, marrones, rubios y castaños (a lo cual le hace merecedor el titulo de principito de colores), acarició su corto cabello castaño, suave con un delicado aroma a shampo de frutas cítricas, me acerco y le doy el mas caliente beso que le he dado a un caballero, siento como mi cuerpo despide calor, un calor que nos abraza y hace su vellos exuden su olor paisa, su olor a hombre, siento como las gotitas humedecen su cuerpo y veo como se estremece cuando aprieto hacia abajo su verga ya inflamada bajo su jean. Mientras intentaba desesperadamente de abarcar todo su cuerpo con mis manos, que aunque son grandes sabia que era imposible, le bese el cuello y sentí como un temblor recorrió todo su cuerpo, su pequeño cuerpo acobijado por mis fuertes brazos, conseguí con éxito que cada palmo de su piel fuera recorrido por mis copiosos besos y que se generaran pilo erecciones y estragos hormonales que no hacían si no dar cabida, a lo que seria el momento mas sensual de nuestras vidas.
Ahí tenia al paisa mas sexy del mundo para mi, en bóxer retorciéndose en cada beso, en cada caricia, y el decide abrir uno a uno, los cinco botones de mi jean, y descubre a mi verga, en una erección brutal, enormemente lubricada, la saca y yo arqueo mi espalda, y sentí como acercaba su rostro velludo a mi abdomen, y olía mi verga, olía mi sudor, saboreaba mi bolas, las acariciaba con ternura, con sus pequeñas manos. Luego sentí como posó sus labios sobre mi lubricada cabeza, estaba palpitante, humeante y de un rosado brillante por los jugos sexuales que esos apasionado besos habían generado. La chupó, recorrió su grosor, la saboreó y subió a darme un beso para compartir ese sabor a macho que disfrutaba en un silencio interrumpido solo por mis gemidos; de pie él era simplemente bello, masculino, era como si un lobo se irguiera sobre sus patas traseras y mostrara su bajo vientre velludo, castaño, era fascinante y morboso.

Cuando sus manos apretaban mi verga, yo sentía un desespero y llevaba mi manos a la cabeza, tratando de calmarme y tapando mi rostro para procurar oscuridad, para cegarme y solo sentir. Luego me la chupo mirándome directo a los ojos, con esos bellos y expresivos ojos, mirándome con una fuerza intrínseca, con pasión, con un parpadeo suave, sensual; el sentía que lo estaba deseando con todas mis fuerzas, el sabia que mi mirada le decía eso, entonces no aguante mas y lo levante por los brazos, lo bese, nuestras respiraciones se aceleraron, le bese de nuevo el cuello y el tenso todos sus músculos, fui bajando, bese su pecho, recorrí su abdomen, su ombligo velludo, mientras yo respiraba como un toro, sentía que mi pequeño amante separaba suavemente sus piernas, y me metí su verga, la trague toda, sentí sus vellos cortos y perfectamente rasurados, la chupé con mucho cuidado, juguetee con ella, el me hace saber el mucho placer que estaba sintiendo, su respiración era fuerte y profusa, sus manos me agarraban con fuerza y sentí que seguía abriendo sus piernas y suavemente las iba subiendo, poniendo a mi entera disposición su culo.

Y ahí estaba, era rosado, custodiado por remolinos de vellos castaños, pero justo en el culito, era libre de toda vellosidad, era como la perla que tanto aguarda la ostra, era del rosado mas sabroso, era como salmón, era exquisito, su color, su olor, su textura, suave, muy suave, tan suave como los parpados de un bebe recién nacido, era delicado, pequeño, apretado, era perfecto. Lo lamí, no recuerdo cuanto tiempo me perdí en medio de sus piernas, sus nalgas abiertas para mi, sus piernas sobre mis hombros, lo lamí con gran lujuria, el me hacia sentir lo excitado que estaba con sus movimientos retorciéndose de placer, escuchar sus gemidos y sus contorsiones me excitaba mas, mientras mas gemía mas le metía la lengua en su ya dilatado esfínter. Era suave, muy suave, seguí lamiéndolo de arriba hacia abajo, lo lamí de todas las formas posibles, lo abría con ayuda de sus manos y mis dedos índice, corazón y pulgares de ambas manos retraían sus adentros, para permitir a mi lengua llegar mas adentro, llegar a su suavidad eterna, a su sabor a macho, si, mi macho, mi paisa, mi principito de colores.

Me levante y le mostré la imponencia de mi verga en su mayor erección, era brutal, era magnifica, era toda suya, el la succiono con una increíble suavidad y susurro, quiero que me hagas tuyo, quiero que me hagas tuyo ahora, para siempre, quiero ser tuyo en este instante mágico; nos besamos y mientras colocaba un preservativo sobre mi férreo miembro, el sobaba sus dedos en su dilatado culo, y acaricia tan suave el trabajo fascinante de mi lengua en sus adentros. Ubique mi verga en sus nalgas abiertas, mientras el me miraba fijamente a los ojos, buscando mi atención, buscando mi mirada, la hinchada cabeza de mi verga, estaba justo en el rosado tesoro de mi amante, no hice un solo movimiento brusco, fue todo suave, muy suave, como la textura de su interior, ambos sentimos que este momento seria único, mi verga solo se asomaba a su interior, espere hasta que el mismo le diera permiso a mi apretada verga, que fuera el con su apertura mágica quien me dejara entrar y poseerlo, hacerlo mío, todo fue tan lento que podría jurar que llevaba la armonía de “my all” de Mariah Carey, suave, pues el lo merecía, no quería lastimar a mi pequeño principito de colores. Cuando su excitación creció, sentí como poco a poco , mi verga entraba, deslizándose, penetrándolo poco a poco, el no opuso resistencia alguna pues quería tenerme todo dentro de si, nos miramos a los ojos, nuestras humanidades jadeantes querían mas, querían estar cerca, querían ser uno solo, y así estábamos.
El era un excelso anfitrión, me abrazaba con su cálido interior, adhiriéndome a su suavidad, a su profundidad, yo no podía sentir mas que una enorme gratitud por tan hospitalario y pasional recibimiento.
Cada vez sentía que estaba mas adentro, el no podía verse mas vulnerable, mas frágil, mas inerme, mas indefenso con sus piernas abiertas a mas no poder, su mirada ansiosa, sus ojos brillantes a punto de estallar, y fue cuando en medio de un beso apasionado, mi vaivén se hacia mas intenso, mis estocadas eran mas intensas, sus expresiones gemidos y sonidos desgarrados eran de un placer infinito, cuando llevábamos un rato en la misma posición, en la cual podíamos vernos frente a frente, mis pies apoyados en el suelo frio de aquel motel, sentí como nuevamente mi amante temblaba, su piel se enrojeció y frunció el ceño, mirándome con pasión me dijo, voy a venirme, mientras mi verga se hinchaba aun mas, y penetraba sin control, sin escatimar fuerza, sentí las palpitaciones de su culo, la turgencia de su próstata contra el tronco de mi verga, las paredes de su culo en un espasmo increíble, sentí como el sudor que caía desde mi frente glorificaba la imagen de mi pequeño amante, admiré los tres chorros de semen se derramaban por su abdomen plano y velludo, ahí estaba temblando aun, cuando saque mi verga, dispare dos chorros generosos de semen, semen caliente, blanco, blanquísimo en su pecho, que llego hasta su cuello con mi verga roja, muy roja como si se fuera a reventar, y luego me desplomaba encima del cuerpo sudoroso de mi amante, ahí estábamos en medio de un abrazo eterno, de un beso prodigioso, de un momento de único valor sentimental. Acabábamos de tocar el cielo y no nos habíamos dado cuenta que afuera Medellín seguía su ritmo frenético, adentro, en ese cuarto de hotel seguíamos en un abrazo interminable, respirando la exhalación del otro y el tiempo detenido para los dos.

En ese sublime momento post-orgásmico, sentí que mi corazón reaccionaba de manera altiva, elegante, respondiendo con latidos fuertes y potentes, tal como el tropel de las patas de una caballada desbocada. Y esa fuerza terrible, esa que me permite superar todo, hasta la más abominable de las segregaciones y, por supuesto, el más delirante de los obstáculos, sentí que podía dejar todo y hacer mi vida junto a ese ser, y seguir en el camino que la Naturaleza me trazó, sentir, espiritualmente y sentimentalmente, la necesidad de un humano del mismo sexo. Y que ese caballero que yacía desnudo, untado de mis jugos, sudores y fluidos, que me miraba con una expresión de asombro, como si estuviese viendo una aparición divina. Después de un rato de silencio y besitos suaves y cariñosos, entramos en un sueño conjunto, mi mano se desprendió del todo de la Mr. JK al quedarme completamente dormido, el se volvió a verme como un animal fuerte, un toro bravo que de pronto sucumbe al cansancio y se queda allí, indefenso y bello en su brutalidad, despojado de su valentía y esa energía que lo embestía hacia unos minutos atrás.

Después de eso, disfrutamos de la compañía, de las sensaciones, de las risas, caminamos por Medellín, con la sonrisa mas amplia que cada uno podía profesar, fuimos a comer, hablamos de innumerables temas, nos deleitamos con las figuras del Maestro Botero, mientras un robusto capuchino en Juan Valdez nos alegraba la tarde, una tarde fresca, nos arropaba. Regresamos a nuestro espacio, esas paredes que aun exudaban nuestra pasión, las ventanas aun nubladas por los gemidos y suspiros, esta vez con mas calma disfrutamos cada beso y cada palmo del otro, nos retratamos haciendo todo, queríamos plasmar de manera traviesa esos besos, esas caricias y esa pasión, con mi cámara digital, posamos, reímos, nos excitamos, nos burlamos, disfrutamos de esa amateur sesión fotográfica.

Pero debía partir, separarme de mi principito, y esto fue lo mas difícil de todo, pues aunque quedaba una férrea intención, un compromiso, una promesa, una ilusión; todo esto era muy apresurado, pero ambos sabíamos que conocernos mas era necesario, era pertinente, pero debíamos esperar, debíamos tener calma, cuando todo había sido un afanoso y tórrido pasional encuentro debíamos arreglar algunas cosas de nuestras vidas para podernos recibir como una novedad maravillosa. Nos separamos en la misma estación donde me había deleitado al verlo por primera vez, ahí estaba tomándole la foto a la noche, a la estación con el corazón en la mano dispuesto a traérselo y entregárselo para que me lo guardara hasta que seguramente regresara, quería que el lo tuviera para que supiera lo que me hacia sentir el escuchar su voz, o simplemente verlo, era simplemente increíble, quería que lo supiera, quería que mi propio carnal corazón se lo dijera. Hubo lagrimas, no hay porque ocultarlas, pero fueron lagrimas de esperanza y gratitud, por darnos la muestra de la ambrosia, si ese alimento exclusivo de los dioses y deidades griegas que los hacia eternos, como eterno fue nuestro encuentro.

Mi regreso a Cali, me aguardaba un escabroso encuentro con Mr. JP y su novedad telefónica, pero también una noticia de un viaje al exterior de índole laboral y académico, que no esperaba. El asunto con Mr. JP fue manejado de la mejor y mas madura manera, el y su flamante nuevo amante-novio-levante-entuque estaban haciendo parte de la logística que se encargaba de mi despedida inesperada. Mientras tanto mis palabras y pensamientos se dirigían al Valle de aburra, donde el principito de colores me extrañaba montones, hablamos y nos queríamos a distancia.
En sus propias palabras Mr. JK expresaba lo que yo tanto quería escuchar: “…Sabes? vos cambiaste algunos esquemas que tenia en mi vida frente al hecho de conocer un man, y de las actitudes que yo normalmente tomo frente a ello…” proseguía con “en un segundo éramos los manes mas arrechos y excitados del mundo, haciendo cosas de locos, y al segundo siguiente estábamos inmersos en el mas suave y delicioso beso... no papacito es que vos definitivamente me flechaste de una forma inexplicable...” la verdad yo estaba tan ilusionado, que no me importaba nada, ni el viaje, ni la distancia, ni Medellín, ni Cali, ni nada.

En la fiesta de despedida lleve mi Laptop, para escuchar solo la música que me gustaba, y no esas imposiciones odiosas de mis amigos, que Selena, que Thalía, que Paulina, para ello re-ubique las carpetas de música en una sesión de invitado, para evitar que husmearán en mis documentos personales, específicamente en la muestra fotográfica de mi arrollador romance en Medellín, que se hacia cada vez mas tangible, por mi cara de guevon enamorado inevitable. Así fue como estarían a Salvo las fotos, pues ni el propio Michael Scolfield burlaría la seguridad de mi sesión privada, mis carpetas ocultas y demás secretos. El ágape tomo su rumbo, y ya entrado en tragos cerca de unos 5 o 6 Dry Martini´s, alguien dijo tener en su bandeja de entrada de su correo electrónico el estreno mundial del nuevo video de Madonna, a lo cual le impedía acceder pues mi cuenta de invitado no tenia acceso a internet, así que sin medir las consecuencias aperturé mi sesión personal, después el nuevo amigo de Mr. JP dijo que le permitiera revisar su correo para verificar la entrega de un Flayer publicitario que estaban corrigiendo como un trabajo de la universidad, para cuando me di cuenta de mi agotamiento físico, ya la celebración estaba en su declive, nos fuimos, y las fotos habían sido copiadas en una memoria u.s.b sin haberme dado cuenta, de tal acto delictivo.

Tres semanas después, la bomba estallo. La explosión en Hiroshima y Nagasaki eran simplemente una chispita mariposa en comparación, aquello tenía unas dimensiones apocalípticas. Llego a mi correo un mail con el asunto “Fotos de manes gay de Cali”, a lo cual abrí con una curiosidad malsana buscando reconocer algún asiduo asistente a Lulu Elektro, pero Señora Sorpresa, cuando vi una serie de 8 fotos como archivos adjuntos donde los protagonistas eran el suscrito y el principito de colores, mi reacción inmediata fue leer el mail emisario y los mail copias, mientras un frio escabroso, un frio polar recorría mis enrojecidas orejas y mis manos temblaban.
Mi mano, mi enorme mano derecha se posaba sobre mi rostro, el índice apoyado sobre la parte lateral del tabique, y los otros cuatro dedos recorriendo en bajada mi rostro mientras el centro de mi mano tapaba con fuerza mi boca. Estaba Aterrado, mientras leía los correos me daba cuenta que eran todos mis conocidos, mi prima en Holanda, mi primo en Bogotá, mi Director de Tesis en Palmira, mi mejor amigo en Miami, y cuanta loca en Cali, Chipichape y Yumbo (como dice la canción), había gente de todos lados, pero mi sorpresa se convirtió en Terror cuando leí, el mail de mi mamá.
El celular empezó a sonar, y cada que revisaba mi correo encontraba mas y mas mail sobre lo mismo, mi sospecha inicial dejaba al principito de colores en un vasallo en blanco y negro, pensaba que él había desatado esta campaña publicitaria del terror. Seguí buscando y preguntándome que había pasado, que había hecho mal, porque el principito me hacia algo así, bueno el mismo se haría daño. Entonces me llamó mi anterior Ex, que precedió a Mr. JP, el agraciado Mr. O, y me dijo: “Ve mk, acabo de ver tus fotos y estoy en Shock, ósea, están buenísimas pero que boleta”, yo callado, con pena, con una vergüenza católica, musite, quien te las mando, y me dijo: “No, estoy en el Chat de Caliescali, y una loca nickeada PAPARAZZIXXX las esta re-enviando solo le das tu mail y te las manda”, agrego, mientras yo trabaja entero y respiraba profundo, sudoroso y preocupado, recuerdo perfectamente que me temblaba demasiado la pierna derecha, pues estaba apoyado con el pie empinado, y el temblor era incontenible. “porque no entras le acabo de preguntar si tiene mas, y solo respondió que si yo los conocía, le dije que no, pero entra vos” dijo Mr. O.
Cuando comprobé que Mr. O, no me mentía y comprobé que el no era el Nick emisor, procedí a entablar la conversación con el sujeto, que termino contándome luego de muchas preguntas de mi parte, que a el solo le habían encomendado la labor, que me las enviaba y que me daría cuenta de lo que le decía si veía el cuerpo de los Forward, me dijo: “parce, la verdad solo me pagan por enviarlas, ni siquiera soy gay, solo que un man que viene a veces a este ciber café, me dijo que me pagaba si mandaba a por lo menos 500 persona desde un chat gay me explico como acceder y que decir, y que cada que llevara 100 mails, le enviara una copia, y por eso me gano 200 lucas, al terminar los 500”. Simplemente no le creí.
Cuando revise de nuevo tanto el mail de Mr. O, como el de este supuesto Paparazzi criollo, corrobore un mail recurrente en la lista interminable de locas en los re-envíos, ahí estaba, oculto en las copias incesantes, el mail de mi ex, el mail de Mr. JP.
Con calma, determine como habían podido pasar los hechos, como se vulneró la seguridad de las fotos, logré entender que los correos a los que fue enviado por primera vez las fotos, eran sin duda una copia obtenida desde los re-envíos masivos de tonterías sobre Dios, los pactos religiosos que hay que enviar a mas de 10 personas si no te quemaras en el infierno y esas cosas que enviaba al grupo “Amigos y Familia” desde mi organizada lista de contactos, era concluyente, solo alguien como Mr. JP tendría acceso a eso, y solo alguien como él, tendría la sangre tan fría para hacer algo así. Por mi parte estaba cagado y con el agua lejos.

Muchas fueron las llamadas al celular y al fijo, los mensajes de texto, los mensajes en el hi5, en el facebook, las miradas cómplices de la cantidad ingente de maricas en las cajas registradoras del Éxito y en la Casa del Arte (un barcito gay de Cali, que es un caldo de cultivo de los peores venenos neurotóxicos existentes en la Sultana del Valle), que estaban ante si, a su propio porno star caleño. Algunos mail solicitaban una cotización de nuestros honorarios profesionales pornográficos, otros preguntaban si éramos pre-pago, que si participábamos en actividades swigeristicas, otros insultaban nuestro buen nombre con toda clase de adjetivos denotativos, por supuesto la legión de amigas lesbianas mal nutridas, y la caterva de incompetentes de amigos de Mr. JP eran quienes dejaban saber su inconformidad, su ira desmedida y su asco mediático, por faltar al honor y buen nombre de su compañero, de aquella escuálida hiena, si, esa hiena pecosa de mirada negra y penetrante sedienta de venganza en la que se había convertido Mr. JP.
Como ya supondrán hice las delicias de mis enemigos (íntimos o no), de mis mas acérrimos detractores, de algunos de mis amigos y hasta de mis vecinos al suponer que compartían zona de habitación, de rumba, o de compartir social, con un engendro de los siete infiernos que no saludaba, no regalaba dulces a los niños, no prendía velas el 7 de diciembre, que carecía del Cigomático mayor y tenia el Risorio de Santorini nadando en Botox, lo que le impiden regalar una sonrisa de piedad cuando salía a trabajar, a rumbear, o cuando fuera y donde fuera.





Todo esto gracias a esa sobre-exposición manipulada inicialmente pero que tomo rumbos increíbles, de la vulnerabilidad de la privacidad, de la intimidad. Sobre todo, cuando el mail llego a manos de un estudiante resentido de izquierda de la Universidad, y al que el suscrito le había hecho la vida imposible en su rol de Monitor académico, y con el cual fui cruel, desalmado y no quise comérmelo por el simple sabor que dejaba la micro física del poder, ahora la vida me pasaba factura, y el mencionado cambió el “asunto” del mail por: Ex estudiante de Zootecnia de la Universidad Nacional”, solo le falto dar mi numero de tarjeta profesional, celular y dirección postal. Fui el asunto social mas mencionado en la Asociación de Zootecnistas a la cual pertenecía, y por la cual fui expulsado, según el oficio A001D donde por normas morales y de conducta, mi calidad de socio era inaceptable y por tanto dirimida. Pero también sé que el Director y el coordinador regional seguro se masturbaron mientras veían las dichosas razones por las cuales me expulsaron, en un comité, en los cuales suelen succionarse los escrotos todos los martes durante la tarde, mientras sus esposas los esperan en casa con los brazos abiertos y un beso acogedor.

El suscrito daría lo que fuera, para que los señores lectores hubieran visto la tonalidad de colores que se posaron sobre la cara de quien les escribe, tonalidades desde el rojo pasión hasta el morado ilusión, pasando por el naranja, amarillo, verde y azul; cuando la autora de mis días y su útero prodigioso, llamaron de un grito a su hijo mayor en un desgarro armónico, como poseída por La Lupe en una noche en la Red. y Dijo: ¿ Acabo de ver unas fotos tuyas de un calibre... (Pensó, para continuar 3 segundos después)..., es decir, acab... me... (tartamudeo, y descargo su asombro en un palabreo rápido y tajante)... me acaba de mandar Teresita, un mail diciendo: si fuera mi hijo, "creo q harías lo propio enviándomelas, un abrazo", léelo (y efectivamente la Teresa esa, sin diminutivos, había escrito eso). Hijo, por Dios, como llego esas fotos a mano de Teresita? (y ni le mencione a cuantos contactos mas, conocía mi madre en ese correo); y en el mail de Mr. JP diciéndome: “ahí tiene a su hijo, el que fue mi novio desde hoy”.

Un frio bordeo todo mi amigable, mullido y suave escroto, cuando tuve que responder, con una seguridad impropia, con un talento improvisativo (que Gilberto Santa Rosa era un pelele a mi lado), dije: "Mama (alargando esta ultima vocal abierta), son simplemente unas fotos privadas que dejaron de serlo por una mala intención, haciendo lo que todo el mundo hace en su intimidad".

-Si, mi amor. Pero uno no se toma fotos y menos haciéndole las cosas que le estas haciendo a ese pobre muchachito. - Concluyo, mientras apagaba el PC y se iba a la Sala a servirse un Vodka (el Vodka de la tarde, el que siempre le he criticado, pues es muy seco para este trópico infernal), cuando le di la espalda dijo: anda, lavate las manos y nos tomamos un trago y hablamos de lo que pasó.
( Jajaja, me reí, de solo pensar que ella había dicho eso, y que esa frase haría historia entre mis amigos)


Los archivos seleccionados por Mr. JP. y su mozalbete conspicuo del mal, fueron ocho (8), ocho de un total de 53 fotos, entre las cuales hay que reconocer el buen tino, aunque no nos benefician del todo, y paso a dar una breve descripción de lo que generó ese escozor en la azucarada capital del Valle del Cauca y sus demás horizontes:
1) Plano abierto de la sinergia entre la sonrisa metalica de la tierra de las “s” y la de este pecho. El cual se encuentra adherido desde atrás al pecho multicolor, ambos sin camisa y en jean.
2) Plano Normal de un lateral de los apasionados besos descritos con escueto detalle, pero que eran simplemente irremplazables, una muestra de uno "andeneado"
3) Primer Plano en contrapicada del suscrito succionando la mas rosada tetilla que su humanidad ha conocido, al fondo rostro satisfecho de paisa encantador
4) Plano en picada succion profusa y contundente de miembro caleño, grueso, levantao´a punta de chontaduro y pandebono
5) Primerisimo plano en nadir de ambos miembros, el blanquisimo paisa y el canela valluno
6) Plano cenital de mirada penetrante con felacion paisa, y su languido y velludo pero supremo y exquisito
7) Plano normal de un tacto a la suavidad interna de mi principito de colores
8) Primer plano del embate forajudo del suscrito contra el agraciado paisa de mil colores.

El encuentro con Mr. JP debía darse, no sabia donde, cuando ni como; pero ahí estábamos, yo, subiendo las escaleras de la Discoteca una agraciada noche, el, bajándolas con un aire triunfante, pues ya sabia de mi presencia en el lugar, y lo tome de su ahora bulímico brazo derecho apretándole con fuerza y mirándolo a los ojos, le dije:

-Oye Gracias, siempre espere de ti lo mejor, los mejores besos, los mejores polvos y no por menos, la mejor traición- inicié, sin soltar su famélico brazo.
- Me lastimas, suéltame por favor- replico
- Te voy a soltar, cuando se me de la gana, pero mejor sonríe para que tu fanaticada que viene atrás de ti, no se preocupen- dije, la verdad con una voz áspera por la ira. - Solo quiero que me escuches lo siguiente, ya que tu te cagaste y con un esfuerzo senil, sobre todo lo que sabias de mi, te sugiero por el bienestar de tu descarnada existencia, nunca atravesarte ni de broma por mi camino, ni en broma, y te estoy hablando en serio, o acaso me ves una sonrisa en la cara?- Culmine soltando aquel brazo exiguo, que agarro un poco de color justo en las marcas que dejaron mis 5 dedos.
-Tu te logras imaginar lo mucho que sufrí cuando vi tus fotos? - Preguntó, arreglándose el cabello.
- ajam- musité
-Pues si sufrí mucho, aunque no lo creas, ver a mi hombre, al que todos decían que era perfecto, del que nadie pensaría una cosa semejante, verlo culiando con otro man, es intolerable- y dijo, casi profetando a el Guason de Head. -"Creo que todo lo que no mata simplemente te hace extraño" y tu siempre me has dicho que "En lo extraño, siempre habrá una fascinación mórbida".

La encuentro había acabado sin mas, fue mucho menos terapéutico de lo que pensé, pero en realidad, era eso. Un encuentro mas con alguien del pasado, de un avinagrado pasado. Ahí estaba, llevado por una delgadez social, junto a ese grupete de niños sacados de una peli de Tim burton, mirándome y riendose a mas no poder, pero seguro que su tristeza era mas sonora que su Carcajada Final. Pero fue hasta que hizo una seña de tomar una foto con una cámara imaginaria en sus manos, cuando… me acerque (y escuche tararear a mi conciencia I Was Made For Loving You de Kiss, mientras caminaba hacia él) y con la trayectoria, velocidad, fuerza de rozamiento y cadencia de una cachetada, pero con la mano empuñada sacudí su vida. El golpe le hizo pensar que le había roto los dientes y se convirtió en eco veloz e insoportable que le subía por la nariz hasta sacudirle la cabeza. La lata de RedBull salió disparada de sus manos y recuerdo el liquido amarrillo esparciéndose en su camiseta diesel de temporada, y sobre ese duro, gris y frio concreto de las calles del Exclusivo sector de Granada. Con una mano protegió su mejilla y con la otra se cercioró que su peinado con cera hubiera resistido el inesperado embate. Ahora si, si, ahora si sentía que todo había quedado saldado, la pena, la cara de mi mama, el asombro de mis amigos, el deleite de mis enemigos, el placebo de los desconocidos, pero sobre todo el honor del principito de colores, que bajo ningún concepto merecía pasar por esto, así ni llegara a saber a fondo la verdad.
- Es cierto, lo que no te mata te hace extraño-. Dije con la voz afectada por la adrenalina y el tarareo incesante de la canción de Kiss.
- Gracias por destruir mi vida y humillarme enfrente de todo el mundo- Respondió Mr. JP, con la voz cansada, pastosa y nicotínica de siempre, mientras desaprecia en medio de un circulo de locas famélicas vestidas y peinadas igual..

Cuando la cadencia de las ahora publicas fotos, se iba extendiendo a interminables nuevos rumbos, mucho se dijo sobre el suscrito y su acompañante grafico, entre el circulo de mis “allegados” y las hienas, se dijo que era un morboso desmedido (cándida fabula), que era pre-pago (mito inocente), que era mal polvo (poesía barata), que me venía rápido y poquito (leyenda urbana), que me las daba de macho y era una hembrita en la cama (novela venezolana), que era egoísta, caprichoso y pocas veces cariñoso (canción de la salsera India), que era un 3HP (Fantasía adolescente), que nos habían pagado por las fotos (Película de Disney), que las fotos estaban retocadas (Capitulo de padres e hijos), que habían fotos haciendo lluvia dorada (Trova cubana), que las fotos eran asquerosas (ahí si se les fueron las luces!!!); en fin una larga lista de hipótesis afirmativas que no dejaban si no en una evidencia categórica que ya no podía hacer nada, que en vez de acabar con migo me había hecho un favor... Aun así, baje la cabeza, hice silencio, y acepte un trabajo en el extranjero exiliándome en la distancia de mi familia, de mis “amigos”, de mis errores, de mi país y sobre todo del principito.


Me despido de Ustedes (por fin) escuchando a Damián Rice, y su romántica “Blower’s daugther” y al Mega hembro de Michael Bubble con “Dream a Little Dream” para que sepan qué es en realidad sufrir y reponerse correctamente, en su orden respectivo.

11 comentarios:

Merlín Púrpura dijo...

Potter:
¡Qué putada! Lo que comencé a leer con interés y alegrìa, por tan bella historia, se convirtió em algo ruin y despreciable. Lo lamento por el daño que ta han causado a tí y a los tuyos. Pero tú y nadie mejor que tú conoce tus sentimientos, la manera "casi limpia" con que te entregaste (digo casi porque en medio estabas poniendo cuernos), la sensualidad de ese encuentro, que fue mucho màs que morbo. Así que pasa de tus enemigos ìntimos, de las locas envidiosas y de los amargados. Tú a aprender la lecciòn (demasiado dura dirìa yo) y a seguir viviendo. Ah, eso sì, cuidate de los malos, sé cauteloso, que hay muchos lobos con piel de cordero.
Te seguirè leyendo y apoyando.
Abrazos màgicos y púrpuras, de un paisa en España.

EL JOKER dijo...

Super entretenido, super largo, super impactante... en mis palabras este serìa un Multipost* jajajaja

Fuiste MUY diplomatico con tu ex... yo me le voy hasta el fondo... eso no sehace.

Ven a donde se te pueden enviar mails?

El Joker

Monchis dijo...

Don Potter,

Me quito el sombrero!!!

Muy buena historia, el manejo del drama, la pasión y el giro inesperado son espectaculares.

Definitivamente hay cosas que en le vida, es mejor no dejar evidencias gráficas... para eso son los recuerdos donde nadie puede indagar.

A pesar de todo... con el tiempo te darás cuenta de que Mr. JP te ha hecho un favor y te has ahorrado una infinita sucesión de explicaciones.

Saludos,

Milo Gasa dijo...

Muy bien, muy, muy bien. Excelentemente relatada la historia y muy visual, inclusive en los puntos en los que eras más descriptivo de las emociones que de objetos palpables.

Sin embargo, a nivel de pura sugerencia, por favor, distorsiona más la foto o incluso remuévela, que si el principito todavía está en tu vida, no quisiera repetir tu historia, desde este lado de la geografía nacional...

... En otras palabras, lo conozco... y también conozco a más de una víbora que estaría de plácemes de saber que el sujeto alcanzó a estar en un enredo de ese calibre.

Un abrazote.

Potter dijo...

Saludos

Gracias por la atencion Prestada, y por dedicar un buen tiempo a enfrentarse a ese novelon.

Merlin: La Vida es para eso, para aprender de sus omisiones involuntarias, de sus errores, de sus tropiezos y sobre todo de saber darle un coñazo a quien se lo merece y como mejor le duela, no todos son fisicos, estoy seguro que a Mr. JP le dolio mucho mas dejar de ser indispensable y sentirse desprotejido en la desatencion.

El Joker: Jajaj Multipost.. que bueno. En realidad cuando hable de una novela Mexico-colombo-venezolana no exagere en lo mas minimo, pues de verdad pasaron muchas cosas que debia algun dia exorcisarlas, y el resultado fue este post. ... no entendi la ultima parte tuya.¿?

Monchis: Me he ganado su respeto, ahora me dice "Don". Q bueno. Tienes razon sobre los registros graficos, LECCION APRENDIDA. Un Abrazo. ;)


Milo: tu preocupacion es valida, en pro de que se ha d e cuidar el buen nombre de cualquiera y no caer en cavilaciones que demuestren la identidad del principito. Pero el sabe desde un principio como sucedio, cuando y bajo quien cae la responsabilidad. En su debido momento llegó a afectar su vida, es probable que no tan profusa como la mia, dedibo al ensañamiento de quien lo genero, y no creo que ahora afecte, es pasado, es un presente y sera un futuro, jamas quise dañarle mi intencion no fue ni sera esa, pero dandole la razon a su consideracion, la he modificado. Y a las viboras, no hay que temerles, se les corta la cabeza y listo, si hay problemas estoy seguro que por el intachable aprecio que le tengo a el Principito tendre siempre la mano empuñada y lista.

Anónimo dijo...

Esa manera de narrar solo la podia apreciar a las dos de la madrugada cuando no hay ni un ruido en el cual desviarme...
Ya buscaré en mi archivo pasado, compararé la cara del perfil y te contaré si yo tambien recibí ese correo... el asunto de la zootecnia me suena, el corto cabello castaño y lo grandioso de unas fotos que vi me hicieron no borrar el mail... aun no recuerdo si me masturbé viendolas... ya lo narraremos...
hermoso... bien contado...me agrarraste a este post tan largo y que me hizo olvidar por un momento un dolor de cabeza que me esta matando
Besitos desde la lejana galaxia en una cotidiana madrugada con insomnio

Dark Angel.

Akira dijo...

Estimado Sr Potter.

Indudablemente tendré demasiado trabajo, digerir este manjar de letras será una labor ardua pero reconfortante.
Respecto a este post... mi rostro horrorizado lo dice todo.
No me veras muy seguido en la blogosfera pero, eso no significa que no tenga el placer de leerte.

Saludos.

Tbn dijo...

Bastante impactante, la verdad me gusto muchisimo como escribiste, todo fue absolutamente vivido sin resultar morboso en exceso, calificaria para el post erotico de este año.

Por otro lado, lo que te paso es la materializacion de uno de mis mas grandes temores; no tanto por mi familia, pues en ultimas es algo que es natural. Sinembargo profesionalmente me atemoriza demaciado.

En serio que como dice el Joker, parce, Yo ni tocaria al M***** ese, pero de que le cobro cada humillacion se la cobro, siempre me he descalificado la violencia (claro que ultimamente me he tornado en alguien explosivo e irasible, incluso hasta alguien violento) pero en una situación semejante en la que la racionalidad no tiene cabida. Echaria mano de mi mas oscuro instinto homicida, seria una escena digana de cualquier capitulo de SAW.

Gustavo Puntila dijo...

El valor de la promesa no ha de estar dado por su cumplimiento, sino, al contrario, por su dilación indefinida en el tiempo...

Mr.Bliss dijo...

Excelente historia, pero es tediosa de leer en internet, te recomiendo hacer los textos un poco menos extensos y mas concretos, solo es consejo asi que fresco...bueno, respecto a la historia me gusta como manejas la narrativa, es sutil y a la vez visceral, cosa un poco complicada...y añado que aunque no he tenido registros fotograficos y soy abiertamente homosexual he tenido ya mis lios con la gente por los chismes. El primero fue con mi ultimo gran amor, un osito paosa por cierto con quien tuve una bizarra velada romantica en rock al parque que concluyo con una blujeaneada-rumbeada en una fiesta osuna de la cual salimso tomados de la mano obviamente antregarnos toda la madrugada a lo que serian las mieles de mi primera relacion sexual con amor...el me hizo prometer un pacto de silencio, pues andaba en conversaciones con otro tipo, y aunque me dolia ello, lo hice en nombre de mi amor por el, sin embargo el susodicho se entero, obviamente porque conocia asitentens en la fiesta que al dia siguiente de la misma ya habian hecho del chisme local uno nacional (se supo en cali, medallo, barranquilla, cucuta...en fin), obviamente el creyo que fui o por dañarle su idilio con el otro, y pues desde ahi me odia sin remedio.

Otro fue propiciado por familaires que tenia en fb dond etengo enlazado mi blog, que le fueron con cuentos a mi papa que tenia un blog horrible y obsceno, y como de por si mi familia paterna no me agrada, los puse en su sitio y de paso aplaque los impetus de papa pro reenntrar al closet (que ni tengo porque cogi a patadas y e incendie).

En fin me extendi mucho, interesante blog, estoy aun explorandolo, le recomiendo haga lo mismo con el mio, ademas si le gusta el horror, en mis blogs a recomendar esta mi otro blog en sociedad con un amigo llamado "Tenebrarum Cine de Horror"...pues por si le interesa.

Saludos desde Bogotá

Mr. Bliss...En contra de la vida como la conocemos (superficial y estupida)

Las Horas dijo...

Paso por tu blog... uff ese ex es toda una joya el muy maldito. Me encantas, qué bien que todo pasara, lo cuentas y lo superas. Interesante hasta la médula. Saludos.